Previa vs Kansas City Final de Conferencia

Hace unos días se filtró una imagen en la que dice que , según Wikipedia, anualmente la Final de Conferencia de la AFC la disputa uno de los equipos ganadores de la Ronda Divisional ante los New England Patriots. Aunque no deja de ser un reflejo de la arrogancia y soberbia de algunos de los aficionados de los Pats, en parte tampoco está lejos de la verdad. En las 16 temporadas en que los Patriots han disputado los playoffs, con Tom Brady como quaterback, en 13 han ido a la Final de la Conferencia. Después de un periodo tan extenso de dominancia, el final está más cerca que nunca.

DxPepCyWkAAbXOs.jpg-large

Los Patriots se medirán nuevamente a los Kansas City Chiefs pero esta vez en el Arrowhead Stadium. En la semana 6, los Patriots necesitaron un gol de campo tras un drive de 65 yardas por parte de la ofensiva para ganar el partido tras aventajar cómodamente al medio tiempo. Lejos de sentirse desmoralizados, los Chiefs se dieron cuenta de que incluso con un discreto primer tiempo por parte de su quaterback les fue suficiente para tener contra las cuerdas a los Pats en Foxboro. No es un secreto que los Patriots han tenido problemas para detener a la ofensiva del equipo que dirige Andy Reed por lo que Belichick tendrá recurrir a sus más interesantes esquemas para frenar al fenómeno Patrick Mahomes.

Un elemento indispensable en toda historia que causa interés dicta que en todo relato debe haber un villano, el publico necesita alguien a quien odiar y los Patriots han aceptado ese rol desde hace años. Pero esta temporada se les ha dado un nuevo rol: el del equipo que va de salida, el que ya no puede ganar. Bill Belichick no es el tipo que aplaude a sus jugadores, él los provoca a través del reto, con su astucia les pica la cresta sobre lo que los demás dicen de ellos. Recordarán cómo en la 39ª edición del Super Bowl, ante Eagles, le leyó al equipo el itinerario que había diseñado Philadelphia para celebrar la victoria ante los Pats. No fueron necesarios un gran discurso, el resultado todos lo sabemos, Patriots ganó 24 a 21 y con ello su tercer trofeo Lombardi. Los jugadores para este partido están ansiosos de demostrar que la dinastía no está muerta, que aún pueden ganar más.

Josh McDaniels diseñó ante Chargers un brillante plan de juego en el que neutralizó a Melvin, Bosa y compañía, la ofensiva corrió a placer y Brady atacó los huecos que el esquema defensivo le ofreció. Para este partido será vital otro perfecto accionar de la línea ofensiva ya que enfrentarán a una presión explosiva y constante por parte del pass rush de Kansas. Chris Jones, fue el mejor tackle defensivo interior de la americana, y Dee Ford, apoyador externo, lograron 28.8 sacks, 58 golpes al quaterback y 32 tacleadas para perdida de yardas y a ellos se les une el veterano Justin Houston, que estuvo ausente en la semana 6 por lesión. El impacto que Houston tuvo en la defensa de los Chiefs fue notable y prueba de ello fue el cómo maltrataron a Andrew Luck la semana pasada en la Ronda Divisional.

Será clave el diseño de rutas cortas y rápidas para que Brady se pueda deshacer pronto del balón y, principalmente, establecer el juego terrestre. Los Chiefs permitieron más de 100 yardas terrestres en 12 de los 17 partidos que han disputado esta temporada, mientras que los Pats tienen un récord de 10-0 cuando rebasan las 100 yardas por tierra. Difícilmente Josh McDaniels baila el mismo tango por dos semanas consecutivas pero seguro que veremos nuevamente bastante del juego terrestre.

Del otro lado del balón los Patriots enfrentan un reto mayúsculo, se enfrentarán al impresionante Patrick Mahomes y a su coach Andy Reed. Decir que Belichick eliminará el juego aéreo de los Chiefs para obligarlos a vencerlos por tierra es bastante inocente pero definitivamente tendrá que limitar a su receptor más importante para aspirar a ganar el partido. Esta semana un amigo me decía que si todos los equipos borraran a Hill tendrían la oportunidad, y el mérito, de ganarle a los Chiefs. Y tiene razón, casi siempre la tiene, si fuera tan fácil Belichick no hubiera pasado toda la semana ideando el cómo limitarlo. Hill, en los dos juegos pasados, ha recibido 14 pases que produjeron 275 yardas y 4 TD’s.

Normalmente Bill Belichick no pasa las grandes actuaciones rivales por alto y mucho menos cuando son a costa suya. Pero hemos también de reconocer que la defensa de los Patriots no es la misma que fue en la semana 6. En aquella ocasión Eric Rowe se “encargó” de cubrir a Hill. Semanas después Rowe se lesionó y el novato JC Jackson emergió como un cornerback confiable que solo permitió un ráting de 42.0 cuando él se encontraba en cobertura. No dudo que además de Jackson un safety lo apoye para cubrir a Hill pero tampoco tengo duda que Belichick buscará retrasar la salida de la línea de scrimmage del receptor de Kansas para romper el ritmo de la jugada y que no corra su ruta en tiempo. Recordarán cuando el coach Belichick puso al linebacker Willie McGinest a cubrir a Hines Ward en las primeras cinco yardas después de la línea de salida y después a un cornerback el resto de la ruta; el objetivo fue interrumpir el flujo de su ruta y por lo tanto de la jugada misma. Con esto no estoy diciendo que los Pats optarán por renunciar al pass rush poniendo a un apoyador a cubrir a un receptor pero sí el que el Coach es creativo y no dudará en hacer un trick de ese tipo.

Para los Patriots será fundamental controlar el reloj. Los de New England fueron el séptimo mejor equipo con tiempo de posesión y ello se consigue moviendo el balón efectivamente en primer y segundo down para evitar tener terceras oportunidades y largo yardaje. La defensa colabora con esto provocando turnovers o jugadas grandes. De las 5 mejores defensas recuperando el balón, solo los Pats quedan vivos. Kansas es un equipo que suele deshacerse del balón rápidamente por lo que será importante aprovechar esa ventaja y darles pocas posesiones.

Definitivamente este pinta para ser un épico partido en el que ambos equipos se darán con el equipo limpio. La narrativa se antoja para que sea el cambio de brecha generacional y los Chiefs pasen a ser el nuevo gran equipo de la AFC. Lamentablemente para Kansas City no tienen enfrente a Andrew Luck y a su inexperimentado equipo sino a la dinastía de New England que está disputando su 13ª Final de Conferencia en los últimos 17 años. Andy Reed es uno de los más grandes coaches que ha dirigido el juego pero enfrente tendrá a su viejo rival, el presumiblemente, mejor entrenador de la historia de la NFL que ha preparado un equipo hambriento por demostrar que la dinastía quiere sumar un anillo más.

“Mírame a los ojos,

es normal si estás asustado,

yo también lo estoy.

Pero estamos asustados por razones diferentes.

Yo estoy asustado de lo que no seré

y tú te asustas de en lo que me puedo convertir.

Mírame.

No me permitiré abandonar lo que empecé

No me permitiré no finalizar lo que inició.

Yo sé lo que hay en mí

incluso si no lo puedes ver.

Mírame a los ojos.

Tengo algo más valioso que coraje,

Tengo paciencia.

Me convertiré

En lo que sé que puedo ser” – Autor desconocido

Por José Portillo II

Leave a Reply