Previa Divisional Los Angeles Chargers

nfl_a_tombrady_ms_2_r12554_1296x729_16-9

El domingo a las 12 del mediodía(tiempo de México) los New England Patriots recibirán a Los Angeles Chargers con el objetivo de llegar a la final de Conferencia Americana pero, para llegar a esa instancia, tendrán que ganarse el derecho dando a cambio su mejor actuación de la temporada.

Los New England Patriots se presentan como el mejor local con un inmaculado 8-0 en el Gillette Stadium pero ante ellos tendrán a unos Chargers que, fuera de Los Angeles, han ganado sus ocho partidos. Una marca prevalecerá a costa de la otra.

Los últimos siete partidos divisionales en Foxboro han sido cómodos a más no poder con un promedio en el marcador de 37-20 a favor de los locales. Desde los Jets del 2010 ningún rival ha vencido a New England en casa. El rival en turno no ha hecho más que demostrar que jugando fuera de casa son tan efectivos como se puede ser ganando en aduanas difíciles como Seattle, Pittsburgh, Kansas City y Baltimore, entre otras.

Chargers llega al encuentro con una de las mejores, sino es que la mejor, ofensivas de su historia. Los Pats están muy lejos de poder decir lo mismo.

Desde la penosa salida de Josh Gordon, la ofensiva de New England ha buscado una identidad, a la ofensiva, que les permita competir en gran nivel y se toparán con una impresionante defensiva que tiene playmakers en todas sus líneas.

En los partidos de wild card la unidad defensiva de Los Angeles dominó y limitó al peligroso Lamar Jackson y su ataque. Al terminar el segundo cuarto Baltimore había despejado cuatro veces y perdido el balón en un par en seis drives.

Hablar sobre el cómo la defensa superó a la ofensiva de los Ravens por sí mismo es suficiente pero, la verdadera hazaña, es cómo lo hicieron. Al terminar el partido no faltó quién auguró que en el futuro las unidades defensivas jugarían como lo hicieron los Chargers. En 58 de las 59 jugadas, en que intervino la defensa, los de Los Angeles utilizaron 7 jugadores de la defensa secundaria y justamente lo hicieron ante un equipo que fundamenta su ataque acarreando el balón. Decidieron sacrificar la fuerza de los linebackers por la velocidad y agilidad de la secundaria. El movimiento se debió más a necesidad que a diseño ya que perdieron a sus linebackers Jatavis Brown y Denzel Perryman pero es loable la reacción y ejecución ante las bajas.

Es obvio decir que los Chargers no se enfrentarán a un novato al mando de una ofensiva predecible sino al quaterback más ganador de todos los tiempos y a una ofensiva que cambia semana a semana dependiendo de lo que tienen enfrente.

El coordinador defensivo de Los Angeles es Gus Bradley quien con su Cover 3 ha dejado su marca y se notan los elementos que se vieron la defensa de Seattle y Atlanta que usaban el mismo esquema. Todo parte de sus esquineros que suelen ser grandes y físicos, interrumpen la fluidez desde que sale la jugada al impedirle a los receptores salir con rapidez de la línea de scrimmage; los linieros defensivos son capaces de poner presión sobre el quaterback rival sin necesidad de recurrir a la carga con los esquineros o apoyadores. Joey Bosa y Melvin Ingram son una de las mejores parejas en la NFL con 11.5 capturas entre los dos pero Justin Jones e Isaac Rochell son grandes y rápidos y podrían hacer pasar un mal rato a la línea ofensiva si el balón no es distribuido con rápidez.

James White y Julian Edelman han tenido grandes días ante esquemas como el de Chargers pero no me cabe duda que pondrán en cobertura a un esquinero, o dos, en lugar de un linebacker para evitar que les lleguen los balones.

Normalmente la solución a los problemas ofensivos tienen su respuesta en Tom Brady pero quizá para este partido los corredores tendrán un papel más relevante dadas las oportunidades que ofrece las formaciones de los Chargers. La secundaria de los Chargers está plagada de talento y sin mucha dificultad podrían detener contener a Rob Gronkowski con cobertura doble por parte de Derwin James y algún otro que le acompañe. Desmond King II, esquinero All Pro, con seguridad estará siguiendo a Edelman dejando a Casey Hayward y compañía encargarse de los otros receptores. La fiesta para New England podría darse si James Develin y Allen continúan bloqueando para los corredores, como lo hicieron esta temporada, y todo lo que tuvieran enfrente fueran defensivos secundarios que físicamente tienen poco que competir ante ellos. Aunado al ataque terrestre, Patriots tendrá que recurrir a sus corredores en el ataque aéreo y comprobar porqué los Chargers fueron los segundos peores defendiendo por aire a los corredores rivales (973 yardas en 107 recepciones).

Del otro lado del balón está una ofensiva poderosa comandada por el veterano Philiph Rivers quien tiene como armas a los receptores Keenan Allen, Mike Williams y Tyrell Williams, al futuro miembro del Salón de la Fama Antonio Gates y al recién recuperado Hunter Henry y a los dinámicos corredores Melvin Gordon y Austin Ekeler. Empezando con el quaterback, se trata de una ofensiva grande y fuerte, dinámica y que es capaz de dominar a ofensivas físicamente inferiores como la de los New England Patriots.

Es bien sabido que Belichick acostumbra eliminar un factor ofensivo para obligarlos a ser unidimensionales por lo que lo más sensato será borrar del mapa a los corredores y obligar a los Chargers a derrotarlos por aire. Por supuesto que lo anterior está lejos de ser una apuesta segura ya que dejando a un lado a Stephon Gilmore, que seguramente estará cubriendo a Mike Williams por los costados, tanto Allen, Tyrell Williams y los dos alas cerradas son mucho muy superiores físicamente a Jackson, Chung y los hermanos McCourty. New England tendrá que recurrir a formaciones confusas, que intriguen y saquen de sus casillas a Rivers quien suele tomarse su tiempo antes de sacar las jugadas y le ha costado con seis faltas por no sacar la jugada en tiempo, convirtiéndolo en el peor en la liga en esa categoría.

Los Angeles Chargers llegan al partido divisional ante unos New England Patriots que lucen más vulnerables que en años pasados. No tengo duda que los Cargadores harán un partido incomodo, por parte de sus dos unidades, y que obligarán a los Patriots a jugar como no lo hicieron en toda la temporada. Los Pats tendrán que recurrir a su experiencia, creatividad y a una ejecución perfecta del game plan si quieren ir a Arrowhead el próximo domingo.

Por José Portillo II

2 comentarios sobre “Previa Divisional Los Angeles Chargers

  1. Un juego muy complicado para los Pats. A juzgar por lo visto en la temporada regular, los Chargers deben salir como favoritos, New England no se ve fuerte, solido o consistente en ninguna de sus lineas. Durante la temporada fueron mas las malas actuaciones (pesimas diria yo ante Jaguars, Lions, Titans, donde fueron borrados practicamente) que los buenos partidos. Ni la ofensiva y mucho menos la defensiva, lucen solidas, seguras, confiables, solo han dado destellos de buen futbol. Por el contrario, los Chargers se han visto bien toda la temporada, con actuaciones solidas y convincentes y corrigiendo errores, como fue su victoria sobre Ravens despues de haber sido derrotados por ellos mismos en el ultimo juego de la temporada.
    Sin embargo los Pats son los Pats y nunca se les puede descartar, sobre todo por la experiencia de la dupla Brady-Belichik en este tipo de juegos, aunque para ser sinceros, esta es la version mas debil que he visto de ellos en los ultimos años. Sera un duelo interesante entre un equipo en mejor momento, mas fuerte, consistente y con mejores armas ante un rival con toda la experiencia y estrategia para poder derrotarlos aun teniendo menos calidad.
    Go Pats!!!

Leave a Reply