Análisis: Los Patriots superan a Chargers antes del descanso

Los Patriots se van a la semana de descanso con una sonrisa, aunque aún con mucho trabajo por hacer.

New England superó 21-13 a los Chargers de Los Ángeles para confirmarse como el mejor récord de la AFC y retirarse al bye week en la mejor nota posible, ya superados los claros problemas con los que iniciaron el año, aunque con detalles por pulir.

Este es el análisis de la victoria de los Patriots el pasado domingo:

– La línea ofensiva tenía el enfrentamiento más complicado de la tarde y con todo y suplentes estuvieron a la altura. Con LaAdrian Waddle como RT gran parte de la segunda mitad por una lesión en el tobillo de Marcus Cannon, los Patriots permitieron tres capturas y dos golpes al QB. De las tres capturas, una fue cuando Brady estaba corriendo fuera de la bolsa y otra por la buena cobertura de la secundaria. En general, Brady fue presionado poco y eso ayuda. Nate Solder, el OL que estaba jugando en el nivel más bajo, lució como el Solder de antes.

– Con los WR enfrentando a una buena secundaria, los corredores levantaron la mano para cargar también con el juego aéreo. En total fueron 14 recepciones para más de 150 yardas entre James White, Dion Lewis y Rex Burkhead. Este grupo puede hacer de todo y será una fortaleza yendo hacia adelante en el año.

– Sin Donta Hightower, el resto de los LB levantaron la mano para cubrir el espacio. Kyle Van Noy estuvo en el rol de LB/DE, mientras Elandon Roberts y David Harris se quedaron en el centro de la defensiva. Roberts tuvo tacleadas importantes en el juego por tierra, la mayoría para perder yardaje.

– La secundaria tuvo un juego de altibajos. A Johnson Bademosi le completaron seis pases pero provocó dos interferencias ofensivas. Malcolm Butler llevaba un juego perfecto cuando permitió un TD de 24 yardas. Mejor de altibajos que sólo de momentos bajos, como al inicio del año. Stephon Gilmore y Eric Rowe deben estar de regreso después de la semana de descanso.

Jonathan Jones no tiene un rol definido, a veces como tercer CB, en ocasiones como cuarto, pero puede jugar. Contra LAC interceptó un pase y no permitió ni un sólo pase completo hacia su cobertura.

– New England necesita agregar pass rush antes de la fecha límite de cambios. Phillip Rivers fue presionado en conjunto pero no fue capturado ni una sola ocasión con todo y que es un QB de limitado movimiento. Trey Flowers y Deatrich Wise fueron los más productivos con un golpe de QB.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en Twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply