Lesión opaca gran actuación en pretemporada

Julian Edelman recibió el balón, plantó el pie para realizar el corte y automáticamente se dejó caer, con claras muestras de dolor.

El tercer partido de pretemporada de los Patriots recién iniciaba cuando la actuación, sea la que sea, ya estaba en segundo plano por la lesión de Julian Edelman que desde ese momento parecía grave.

A pesar de eso, los Patriots ganaron su primer juego de pretemporada 30-28 ante los Detroit Lions. Este es el análisis del partido:

– Edelman lleva cuatro, cinco años siendo uno de los jugadores más valiosos en todo el roster. Con un promedio de 10 pases hacia su dirección por partido, Edelman es el caballo de batalla del juego aéreo, el que constante le pone ritmo a la ofensiva, mueve las cadenas y además, encuentra la zona de anotación constantemente y en los momentos más complicados del partido. El valor de Edelman está por arriba del de Rob Gronkowski, quien ya estuvo fuera el año pasado y se las arreglaron para ganar sin él. Su lesión deja a Brandin Cooks y Chris Hogan como los dos WR principales, con Danny Amendola seguramente cubriendo el slot. Austin Carr, el novato que ha impresionado este verano, es candidato a permanecer en el roster, pues es del mismo molde de Wes Welker y Edelman en sus primeras campañas en la NFL.

– Los titulares de los Patriots, en apenas cuarto y medio, iban ganando el partido 24-7. Así de dominante fue la actuación del primer equipo en el que probablemente fue su último juego de pretemporada.

– Tom Brady tuvo una actuación magistral, anotando muy rápido un total de 24 puntos. Su actuación terminó con una mala decisión, combinada con falta de comunicación con su WR, que fue una intercepción, pero Brady se ve listo para una gran temporada, con o sin Edelman, por el potencial general que tiene toda la unidad.

– Este verano, Chris Hogan se ganó el apodo entre algunos compañeros de ‘Mr. Perfect’, o sea ‘Señor Perfecto’. Su partido en Detroit nos deja ver por qué. Hogan explotó contra los Lions con dos anotaciones, tanto en rutas largas, como en cortas, con buen yardaje después de la recepción, manos muy seguras, dominio de la ofensiva. Podría tener un buen año, mucho más consistente y con más tiempo de juego que en 2016.

– Mike Gillislee hizo su debut con el uniforme de los Patriots y se vio bastante bien. Lo suficiente para creer que sí será él el RB principal en el juego por tierra en septiembre. Gillislee acarreó el balón 8 veces para 38 yardas y un TD, así como una conversión de dos puntos.

– La defensiva también dio un excelente juego, aunque opacada por lo hecho por la ofensiva hasta cierto punto. Apenas permitieron 7 puntos en cuarto y medio contra Matthew Stafford y compañía.

– Malcolm Butler se recuperó después de una pobre actuación la semana pasada, provocando dos entregas de balón. Primero forzó un balón suelto y después desvió un pase que terminó interceptado. Butler permitió un TD pero la cobertura en general fue buena, solamente se perdió en los últimos instantes, ya con el balón en el aire.

– Jimmy Garoppolo no pudo mover la ofensiva mucho en la segunda mitad, pero logró al final meter dos veces a Stephen Gostkowski en posición de FG para acercarse y después ganar el partido. Eso siempre será bueno de ver.

– Kony Ealy continúa con un decepcionante verano, jugando esta vez con la segunda y tercera unidad, generando muy poco como pass rusher y parecía que se cansó rápidamente. Candidato a ser cortado de manera sorpresiva.

– Dos novatos que destacaron jugando a ratos con los titulares: Harvey Langi, que juega LB pero ha estado como pass rusher, y Adam Butler, un buen DT que ayudó en el juego por tierra.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en Twitter en @chuysanchez_)

 

Leave a Reply