Steelers @ Patriots, la previa

Por sexto año consecutivo, los Patriots estarán peleando en el Campeonato de la Conferencia Americana por un lugar en el Super Bowl, que a pesar de ser un sitio conocido, este no ha sido tan positivo para New England.

Con récord de 2-3 en las últimas cinco apariciones en esta instancia, los Patriots buscarán marca de .500 en sus seis más recientes juegos de campeonato este domingo, cuando reciban a los Pittsburgh Steelers en Gillette Stadium.

New England necesitará un partido prácticamente perfecto y muy disciplinado si quieren vencer a los Steelers, uno de los equipos más enrachados en la NFL al cierre de temporada y que ya superaron a los Miami Dolphins y Kansas City Chiefs en la postemporada.

OFENSIVA

En el costado ofensivo, New England se enfrentará a un monstruo totalmente diferente al que vieron en la temporada regular.

screen-shot-2017-01-20-at-14-27-52

La defensiva de los Steelers ha venido de menos a más conforme ha avanzado el año, recibiendo gran ayuda y aporte de sus jugadores de segundo año, así como de novatos, que al inicio de temporada no estaban jugando tanto y que ahora se han convertido en columnas importantes de una defensiva peligrosa.

Con 38 años, James Harrison sigue siendo el estandarte de la defensiva acerera, pues parece que en lugar de envejecer ha rejuvenecido este año, tanto en apoyo en el juego por tierra como presionando al QB. Nate Solder tendrá las manos llenas con Harrison, que sabe aprovechar la diferencia de estaturas con los OT, como es el caso de Solder, para causar problemas en la bolsa de protección. En el otro extremo, Bud Dupree, ha sido de los defensivos que más ha mejorado de principio de año a la fecha y será uno de los duelos a seguir con Marcus Cannon protegiendo el costado derecho de la línea.

Martellus Bennett será una pieza importante a la ofensiva de los Patriots aunque no necesariamente por la producción.

Los Steelers tienen varias opciones para cubrir a Bennett, pero cada opción representa una debilidad importante para esa zona. Ryan Shazier es el defensivo más atlético de la unidad, pero ponerlo a cubrir a Bennett le quita a los Steelers la habilidad del mismo Shazier presionando al QB y cubriendo el centro del campo de lado a lado. Lawrence Timmons no tiene la misma velocidad de antes y Bennett podría encontrar separación. Si Pittsburgh opta por un safety en lugar de un LB, como Michael Mitchell, dejaría descubierta la parte profunda del campo, dándole la oportunidad a Malcolm Mitchell, Michael Floyd y Chris Hogan de estirar el campo verticalmente.

En el último enfrentamiento a los Steelers, Legarrette Blount consiguió más de 120 yardas por tierra, pero la situación ha cambiado con lo mucho que han mejorado los DT de Steelers, así como el fuerte tacleo de Shazier y Timmons en el centro del campo. Podría ser un día complicado para Blount.

La secundaria de Pittsburgh no está entre la elite de la NFL, pero tomando en cuenta el nivel con el que iniciaron el año, han mejorado bastante.

El mejor hombre es Mitchell como último hombre de la defensiva, seguido de William Gay en el slot. Tanto Burns como Crockell son esquineros con poca experiencia y muy inconsistentes, por lo que una serie de pases completos hacia su zona podría provocar que vayan perdiendo la confianza. Suelen cometer muchos castigos en rutas largas, cediendo interferencias de pases constantemente.

DEFENSIVA

A la defensiva es donde los Patriots necesitan ser muy disciplinados, mucho más que cualquier otro partido.

screen-shot-2017-01-20-at-14-27-42

El arma principal de los Steelers a la ofensiva es Le’Veon Bell, uno de los mejores corredores en toda la NFL que se apoya detrás de también una de las líneas ofensivas más sólidas que tiene la liga.

La clave para Bell es la paciencia, esperando uno o dos segundos detrás de la línea de golpeo a que se abran los espacios, ya sea gracias al trabajo de su línea o a la falta de disciplina de la defensiva, para aprovecharlos y ganar yardas, principalmente por el centro del terreno.

Los Patriots necesitan que sus linieros defensivos se queden en sus bloqueos, que traten de aguantar en la línea de golpeo y dejar que los LB, quienes tienen en cada jugada un espacio específico que cubrir, hagan la jugada sobre Bell. Si uno de los LB se mueve del espacio que tenía por instinto o diseño, es ahí cuando Bell se redirige a ese espacio y hace que la defensiva pague por ese error. New England necesita cubrir cada espacio y aguantar hasta lo último para que Bell tome una decisión definitiva y ataque.

El pass rush es donde más puede pagar New England este domingo, pues es un problema que se tenía a inicios de año, se cubrió de manera temporal con Chris Long y el desarrollo de Trey Flowers pero que en contra de los Steelers será muy poco para llegarle a Ben Roethlisberger. La secundaria deberá cubrir varios segundos y es por eso que New England podría optar por mandar a la mayoría de la defensiva a cubrir, aunque esto le de más tiempo a Big Ben.

El duelo a seguir en la secundaria es entre Antonio Brown, uno de los mejores receptores en la NFL, y Malcolm Butler, quienes han tenido ya duelos muy reñidos en los que Brown se lleva la mejor parte.

Butler tendrá esta asignación todo el encuentro y si encuentra la manera de limitar las jugadas explosivas y largas de Brown eso podría ser lo que defina el partido. Logan Ryan y Eric Rowe tienen enfrentamientos mucho más sencillos con Eli Rogers y Cobbi Hamilton.

ÚLTIMO ENFRENTAMIENTO

Sin Ben Roethlisberger en los controles, los Patriots vencieron 27-16 a los Steelers en la temporada regular 2016, en Heinz Field. En aquel juego, Legarrette Blount corrió para 127 yardas y 2 TD, mientras que Tom Brady también anotó en dos ocasiones por aire y sólo lanzó siete pases incompletos.

Un comentario sobre “Steelers @ Patriots, la previa

Leave a Reply