El caso de Cyrus Jones

jones

El Coach Bill Belichick suele ver lo que muchos son incapaces de reconocer en un jugador a simple vista, un olfato instintivo para apreciar talento en una piedra que se puede convertir en diamante ha sido su sello durante la mayor parte de su carrera; año con año ha rescatado del anonimato a jugadores que nadie consideraba importantes en su equipo, como, por citar un ejemplo: Wes Welker; el pequeño WR llegó a New England en el año 2007 con solo 1 pase de anotación en sus credenciales después de jugar un poco mas de 2 temporadas con los Miami Dolphins.

Wes se convirtió en una piedra angular en la ofensiva de Tom Brady, como lo es ahora Julian Edelman, el WR favorito de Tom Brady que “El Monje” tomó en el 2009 NFL Draft en la séptima ronda, rara vez un jugador tomado en una posición tan baja destaca tanto en la NFL.

11,684 yds y 60 TD produjeron ambos jugadores para New England, cifra que Julian Edelman va incrementar, números nada malos para un desperdicio de otro equipo y una ronda #7 del Draft.

Otro nombre que me salta a la mente es de Mike Vrabel quien en su primer año en New England fue mas productivo que en sus 4 previos de estancia con los Pittsburgh Steelers: 25 tackles de 1997 al año 2000, 40 en el año 2001 con los Patriots, 2 sacks y 3 intercepciones.

Cuando Vrabel abandonó New England de manera sorpresiva, se fué con el cariño de todos los aficionados y con un registro de 411 tackles, 48 sacks y 11 intercepciones: Talento pulido.

Intentar comprender lo que pasa por la cabeza de Bill es imposible, en cada Draft,  Belichick realiza lo que todos esperamos: Hacer lo que nadie espera.

Viendo la lista de primeras selecciones que ha tomado, puedo notar que es rara la vez que se ha equivocado, a continuación algunos nombres:
Richard Seymour
Vince Wilfork
Logan Mankins
Patrick Chung
Devin McCourty
Nate Solder
Chandler Jones
Jamie Collins

Hombres que han sido de gran valía para la franquicia junto a otros poco eficientes que el Monje tomó haciéndonos ver que es humano, el mas grande fiasco de su carrera fue Laurence Maroney en 2007, un RB cuya carrera nunca prosperó.

 

Cyrus Jones

 

En el pasado Draft, Bill gastó su primer pick en Cyrus Jones de Alabama, un WR que hizo transición a la poisción de CB y también cumplía la tarea de ser un retornador de patadas en el College Football, versatilidad que fué la razón por la que se ganó una oportunidad en los Patriots; la idea no era mala y tal vez sea muy pronto para juzgarla, pero el joven de 23 años tiene que comenzar a remar contra corriente desde ésta semana, está claro que el jugador multimodal no ha terminado de fraguar en ninguna de sus especialidades.

El descontento de la afición ya es evidente: En 18 intentos de regresar una patada ya ha soltado el balón 5 veces, ésto quiere decir que Jones produce un fumble el 27.7% de las ocasiones que toma un balón para regresarlo; no es necesario decir que ésta cifra es alarmante y tal vez sus oportunidades se hayan agotado, en playoffs un error de esos puede resultar muy caro.

Por citar otro ejemplo recordemos  a Kylie Williams en el NFC Championship de 2011, Williams le costó el pase al Super Bowl a los SF 49ers en contra de los New York Giants quienes mas adelante se coronarían Campeones de la NFL derrotando, desafortunadamente a nuestros amados Patriots.

kylie

¿Merece el novato otra oportunidad?

Por Iván Mendoza

 

 

Leave a Reply