¿Qué pasó en el tiempo extra vs Jets?

La orden de Bill Belichick fue darle el balón a los Jets al inicio del tiempo extra y eso fue exactamente lo que Matthew Slater y el resto de los capitanes hicieron.

La confusión entre los jugadores de los Patriots y el referee principal inició cuando Slater eligió dos cosas al mismo tiempo después de ganar el volado.

matthew_slater_patriots

Las opciones que tienes son: recibir, patear, defender un lado del campo o defender el otro lado. Slater eligió patear y aparte la dirección en la que patearían. El referee principal tomó lo primero que dijo, que fue patear, y por eso es que los Jets terminaron eligiendo hacia que dirección querían atacar en el tiempo extra. Ahí fue que nació la confusión de Slater y el resto de los jugadores, pero ellos ya habían elegido patear, por lo que le correspondía al rival decidir su lado del campo.

Las instrucciones de darle el ovoide a New York vino directamente de Belichick e incluso dijo que desde antes que se llevara a cabo el volado, el entrenador de los Patriots habló con los referees para hacerles saber que, en caso de ganar, querían poner a su defensiva en el terreno de juego. Slater le dijo a los reporteros después del juego que confirmó tres o cuatro veces con Belichick la decisión de patear antes de entrar al campo para el volado.

Los Jets tuvieron seis series ofensivas en la segunda mitad, de las cuáles sólo dos terminaron en puntos (la primera del tercer cuarto y la primera del último cuarto), y una de ellas finalizó con una anotación para la defensiva de los Patriots.

Por otro lado, New England también tuvo seis series ofensivas en el tercer y cuarto cuarto, y al igual que New York, sólo anotaron en dos de ellas, incluyendo la última en la que tuvieron que convertir dos cuartas oportunidades.

Si los Patriots patean para iniciar el tiempo extra y detienen a los Jets, como lo habían hecho casi toda la segunda mitad, su serie ofensiva arrancaría con una buena posición de terreno y con un gol de campo se llevarían la victoria a casa.

La ofensiva de los Patriots anotó 13 puntos en poco más de sesenta minutos, por lo que la decisión de mandar a la ofensiva, tomando en cuenta el poco ritmo ofensivo mostrado, es una decisión que vale la pena considerar como la correcta.

La última vez que New England decidió patear en tiempo extra en lugar de recibir el ovoide, terminaron venciendo a Denver, por lo que había un historial positivo para el equipo con este tipo de decisiones.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply