Finalmente una serie ofensiva ganadora

Tal y como había sucedido en los últimos tres enfrentamientos entre Patriots y Giants, Eli Manning y la ofensiva neoyorquina tomó la ventaja cerca del final del encuentro, sin embargo, en esta ocasión se respiraba un aire diferente en las laterales de New England.

En las pasadas ocasiones, la última serie ofensiva de los Patriots arrancaba desde la 20 con 35, 57 y 19 segundos por jugar, mientras que el domingo fueron casi dos minutos completos para Tom Brady y la ofensiva, tiempo que resultó ser suficiente para que el QB de los Patriots registrara una remontada más en el último cuarto y mantuviera a su equipo invicto después de diez semanas de temporada.

hi-res-b421da48765de0b344a93dda49da90b3_crop_north

Claro, con la ayuda de otros jugadores que hicieron posible semejante hazaña en MetLife Stadium.

No hubo mejor escenario para que Stephen Gostkowski se convirtiera en el pateador con más goles de campo en la historia de la franquicia que este, un intento de 54 yardas (que era el más largo de su carrera para empatar o tomar la ventaja en el último cuarto) para vencer a un rival que por momentos parecía que seguía generando fantasmas en la cabeza de más de un jugador.

No fue la serie ofensiva más precisa en la carrera de Brady, pero con un poco de suerte y apoyo del resto de la ofensiva llegó al objetivo para Gostkowski, quien bromeando le dijo al QB: “¿La próxima vez me podrías acercar un poco más?”

El hombre más importante en la última serie ofensiva, y probablemente todo el partido, fue Danny Amendola, quien registró tres recepciones para 31 yardas, incluyendo una conversión en cuarta oportunidad y la jugada que preparó el FG, en el último embate ofensivo de New England.

Muchas cosas cambiaron en los últimos cuatro enfrentamientos de los Patriots y los Giants. La principal de ellas el marcador, producto de otro cambio: que en esta ocasión, Brady tuvo una última oportunidad con el balón.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply