Patriots consiguen su séptima victoria al hilo ante Colts

En el partido más cerrado entre estos dos equipos en los últimos años, los Patriots jugaron a un nivel alto los 60 minutos del encuentro y aprovecharon una de las peores jugadas en la historia de la NFL para conseguir su quinta victoria en la temporada y séptima consecutiva ante uno de los rivales más fuertes de la última década, los Indianapolis Colts.

Aquí observaciones y análisis de lo acontecido:

– La ofensiva de los Patriots anotó 34 puntos a pesar de no involucrar tanto a sus dos mejores ofensivos en lo que va del 2015: Rob Gronkowski y Dion Lewis. Gronkowski fue cubierto bien por dos defensivos secundarios en la mayor parte del encuentro, sin embargo, cuando ponían un LB sobre él fue cuando el TE aprovechó. Lewis tenía una lesión en el abdomen que limitó su tiempo de juego y movimiento; debe estar bien en futuras semanas.

– Estos dos factores, más un par de problemas con Julian Edelman, hicieron que Danny Amendola tuviera otro excelente partido, finalizando con siete recepciones para 105 yardas. Supo encontrar las zonas débiles en la defensiva de Indianapolis, ya que en la gran mayoría de estas recepciones estaba totalmente abierto.

– Hablando de los problemas de Edelman, el WR volvió a tener un par de momentos de desconcentración. La semana pasada fueron castigos, esta pases dejados caer. Después se reveló que el receptor lidió todo el encuentro con una lesión en el dedo, por lo que ajustó su manera de recibir el ovoide, disminuyendo la efectividad.

– Suena increíble pero LeGarrette Blount está en su sexto año en la liga y apenas recibió su primer pase de TD en la NFL el domingo. En general tuvo un buen partido Blount.

– Cuando New England activó a Cameron Flemming del Practice Squad al roster de 53 el sábado no esperaban utilizarlo tanto como lo hicieron el domingo. La lesión de Marcus Cannon no es seria, sin embargo, fue suficiente para sacarlo del partido y permitir que Flemming se convirtiera en el RT titular, labor que le quedó grande. Fue el liniero ofensivo que más presiones al QB permitió a pesar de ser el que menos jugó. En el juego terrestre, su especialidad, volvió a brillar, pero le sigue siendo muy difícil moverse lateralmente para cuidar a su mariscal.

– Shaq Mason es increíble. Su habilidad atlética es única en su posición y los Patriots han sabido aprovecharla en bloqueos de trampa y pases pantalla. Se mueve muy bien en campo abierto.

– El pass rush extrañó la presencia de Jabaal Sheard, quien se retiró del encuentro con una lesión en el tobillo que se cree no es grave. Para la segunda mitad, la presión a Andrew Luck mejoró bastante gracias al trabajo de Chandler Jones y Dominique Easley. Easley ha sido de los defensivos que más me han impresionado después de 6 semanas de temporada. Se ve mucho más dinámico, rápido, ágil e inteligente en el campo. Esto le ha ayudado a consolidarse como el mejor liniero defensivo interior que tiene New England.

– Los Patriots jugaron prácticamente todo el encuentro con dos CB solamente, a pesar de las formaciones de los Colts con varios WR. Patrick Chung fue el encargado de cubrir todo el encuentro al mejor WR del rival, TY Hilton, y brilló en esta tarea, la cual le había pertenecido a Kyle Arrington en los últimos años. Sorprende esta estrategia pero resultó ser una muy buena. Malcolm Butiler tuvo un partido con altibajos pero en general bueno cubriendo a Donte Moncrief; un tema recurrente con Butler que ya habíamos comentado por aquí, es que ha dejado caer muchas intercepciones en 2015 y contra Indianapolis volvió a pasar.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply