Con un final dramático, los Patriots derrotan a los Bills en Buffalo

Hace siete días los aficionados en el Ralph Wilson Stadium coreaban el nombre de Tom Brady ansiosos por enfrentarlo en la semana dos. Hoy, los mismos seguidores hubieran preferido que su deseo no se hubiera hecho realidad.

Con una actuación sublime por parte de Brady, quien intentó 59 pases, consiguió 466 yardas y anotó en 3 ocasiones para llevar el total de su carrera a 399, New England formó una ventaja de 24 puntos que le sería útil en un cierre de partido dramático.

BUF1

Los Bills anotaron 19 puntos sin respuesta en los últimos 15 minutos, sin embargo, una última serie ofensiva que terminó en puntos y una intercepción en el costado defensivo, selló la segunda victoria de los Patriots en la temporada.

Aquí el análisis del encuentro:

– Rex Ryan se dedicó a hablar entre semana, Bill Belichick a trabajar. Una vez más, el plan de juego ofensivo fue la clave para que New England se llevara la victoria. Conociendo el talento en la línea defensiva de los Bills, New England no se preocupó en correr el ovoide, prefirieron pasar de manera rápida y con ritmo para neutralizar la unidad más fuerte de Buffalo y lo lograron a la perfección. Brady trabajó la mayor parte del tiempo con un bolsillo limpio al tener lecturas fáciles y rápidas para poder deshacerse del balón rápidamente.

– Jamie Collins fue el mejor hombre en el costado defensivo. Su especialidad es presionar al QB por en medio de la formación, entre el guardia y centro, y contra los Bills explotó al máximo este movimiento. Estuvo por todo el campo.

– New England llegó al partido con sólo tres WR activos (Julian Edelman, Danny Amendola y Aaron Dobson) sin embargo, lo supieron compensar con muchas formaciones que incluían a los TE también alineados en el slot o por afuera de los números, creando oportunidades perfectas para ganar yardas gracias a la diferencia de físico con los defensivos. Cada vez veremos más este tipo de variaciones.

– Hablando de receptores abiertos, Dobson tuvo su mejor partido en dos años con 7 recepciones y 87 yardas. Lo destacado es que estuvo en el campo en la gran mayoría de las jugadas, cada vez se ve con mayor confianza y ha trabajo mucho en su técnica, ya que corrió una amplia variedad de rutas para tener sus mejores números desde 2013.

– Rex Ryan dijo entre semana que no se sabía el nombre del ‘corredor chaparrito de los Patriots’. Después de la actuación del domingo, Ryan no olvidará el nombre de Dion Lewis, quien volvió a ser una parte esencial del ataque de New England con 13 toques de balón para 138 yardas. El único error que tuvo Lewis fue el fumble, su segundo en la misma cantidad de semanas, sin embargo, habla muy bien de él y la confianza que tiene el equipo al dejarlo en el campo a pesar de estos dos errores y algunos otros de menor gravedad. En dos partidos se ha visto muy bien, por lo que sólo debe seguir mejorando su conocimiento del sistema y química con Brady.

BUF2

– La formación Rob Gronkowski – Scott Chandler tiene 100% de efectividad. Cuando los TE se alinean como WR, en el mismo lado del terreno, en línea de goal, no ha habido defensa que pueda evitar la anotación. Me imagino a Josh McDaniels hasta en la regadera tratando de pensar en diferentes variaciones de rutas para seguir explotando a estos monstruos.

– El juego aéreo de los Bills es uno de los más débiles e inexperimentado en toda la liga, sin embargo, fue suficiente para causar problemas. Buffalo atacó al tercer y cuarto esquinero de New England, Logan Ryan y Bradley Fletcher. Este último pasó un muy mal rato con la velocidad de los receptores de los Bills y está claro que es el eslabón más débil en la secundaria. Los entrenadores prefirieron poner a Ryan como CB#3 en lugar de Fletcher, a diferencia de la semana pasada.

– New England tuvo muchos errores mentales, demasiados diría yo. Entre pases que se le cayeron de las manos a todo el equipo y 11 castigos, Belichick tiene mucho que pulir entre semana.

– Chandler Jones está teniendo uno de los mejores arranques de temporada en su carrera. Físicamente luce espectacular y cada vez combina más su físico con inteligencia y técnica, siendo más productivo presionando al QB. Le falta todavía para ser considerado bueno en contra del juego por tierra.

– Muchos dicen que los partidos se ganan por los ajustes que se hacen durante el encuentro y Belichick una vez más comprobó que es experto diagnosticando los errores y corrigiéndolos. Después de una primera serie defensiva lamentable, se hicieron cambios para hacer a la defensiva más pesada en primeras oportunidades, combinando a Sealver Siliga, Alan Branch y Malcom Brown, y permitiendo que los DT fueran Geneo Grissom y Jabaal Sheard en situaciones de pase claras. Excelentes ajustes que funcionaron muy bien.

– La línea ofensiva tuvo un excelente partido. Si bien el sistema y plan de juego hizo que Brady soltara el ovoide rápido, las diferentes combinaciones enfrente ayudaron mucho para que esto fuera posible.

– El cierre de New England fue terrible y sólo complicó un juego que ya estaba en la bolsa. Este será un tema muy hablado en las instalaciones del equipo entre semana. Aprender a no bajar la intensidad del juego hasta que sea prácticamente imposible una remontada. Si no es por una recepción increíble de Danny Amendola, Buffalo hubiera tenido una mayor oportunidad de robarse el partido.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply