Robert Kraft se disculpa con la afición, reprueba la decisión de Goodell

Poco menos de 24 horas después de que la NFL y Roger Goodell ratificaran la suspensión de cuatro partidos a Tom Brady por su supuesto conocimiento de la operación en la que asistentes de los Patriots desinflaron balones previo al juego por el campeonato de la Conferencia de la Americana, fue turno de New England de contestar las acusaciones.

Robert Kraft, dueño de la franquicia, quien aceptó en nombre del equipo los castigos impuestos por la NFL después de las investigaciones realizadas por Ted Wells, tomó el podio en Gillette Stadium para expresar su opinión acerca de las noticias de ayer previo al inicio del Training Camp 2015 en este mismo lugar.

Este fue el comunicado de Kraft con la que abrió oficialmente el campo de entrenamiento de New England.

“Siento que es importante emitir un comunicado antes del inicio del Training Camp. Después de esto, no hablaremos del tema hasta que se resuelva el proceso legal e invito a todos los miembros de esta organización a hacer lo mismo y concentrarse en la preparación de la temporada 2015.

“La decisión de la NFL es insondable para mi. Es de rutina que las apelaciones en la liga logren reducir la suspensión de los jugadores y en la mayoría de los casos, hay evidencia de la falta por la que la disciplina se impone y aún así, el castigo inicial se reduce. Seis meses después del juego por el campeonato de la Conferencia Americana, la liga sigue sin tener evidencia de alguien de esta organización haciendo algo para modificar el aire en los balones utilizados.

“Sigo creyendo y apoyando a Tom Brady y antes que nada, necesito pedir disculpas a los aficionados, ya que basado con lo que la liga tenía de evidencia y su historial con los castigos, acepté la sanción creyendo que esto exoneraría a Tom Brady y me equivoqué.

“La manera en la que la liga ha llevado todo este proceso es frustrante y desconcertante, y nunca entenderé como un reporte erróneo acerca de la presión de los balones, salió de la NFL unos días después del partido y no ha sido corregido por aquellos que tienen la información correcta. Por cuatro meses, ese reporte creó dudas y afectó en la opinión pública de las personas.

“El comunicado del comisionado Roger Goodell fue emitido de una manera en la que trató de abarcar los encabezados en todo el país diciendo que Tom Brady destruyó su teléfono (…).  Nosotros ya le habíamos proporcionado a la NFL todos los celulares no involucrados con la Asociación de Jugadores, incluyendo el del entrenador en jefe, Bill Belichick.

“Tom Brady es una persona de gran integridad y un embajador del deporte, dentro y fuera del terreno.

“Por razones que no puedo comprender, todavía hay personas en la NFL que tienen la determinación de probar que estaban bien en lugar de aceptar responsabilidades de una investigación que tuvo muchos errores.

“Llego a la conclusión que esto nunca ha sido para demostrar lo justo y lo correcto. En mayo, tomé una decisión difícil que ahora me arrepiento. Hice lo que creía que estaba bien. Se que hay momentos en los que tienes que ceder un poco para llegar a un bien más grande.

“Actué en buena fe y tenía el optimismo que con eso la NFL tendría lo que quería. Estaba dispuesto a aceptar el castigo más duro en la historia de la NFL por una violación de balones creyendo que exoneraría a Brady.

“Una vez más, quiero pedir disculpas a la afición de los Patriots y a Tom Brady. Me equivoqué poniendo mi fe en la liga.

“Personalmente, esto es muy triste y decepcionante”.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply