Que inicie la competencia defensiva

El arranque de las actividades organizadas por el equipo (OTA por sus siglas en inglés) es para muchos el momento en el que se reencuentran con sus entrenadores y compañeros, vuelven a familiarizarse con el sistema y siguen trabajando para llegar a la temporada con la mejor forma física posible.

Para otras es la primera oportunidad de peso para empezar a sumar de cara a los cortes a finales de agosto.

Con tres meses todavía en el calendario, la competencia en cada uno de las posiciones de la defensiva es la más fuerte que se ha vivido en Foxboro en los últimos años.

10022361_H13612251-600x400

El talento o habilidad entre los once titulares no está entre los mejores de la liga, pero lo valioso que tiene esta unidad es su profundidad, pues la separación que existe entre el titular y el siguiente hombre en el roster no es tan grande como usualmente lo llega a ser.

En el interior de la línea, Alan Branch y Sealver Siliga están proyectados por el momento como los titulares, sin embargo, la cantidad de jugadores en la posición y tomando en cuenta el historial de Bill Belichick y Matt Patricia, habrá una rotación durante la temporada 2015 para asegurar que quien esté en el campo se encuentra en la mejor situación posible de acuerdo con sus habilidades y principalmente, fresco.

Malcom Brown y Dominique Easley, selecciones de primera ronda del Draft de 2015 y 2014 respectivamente, son los jugadores con más talento del grupo por lo que seguramente verán tiempo de juego extendido en la segunda mitad de la temporada. Son el futuro entre los DT. Chris Jones y Joe Vellano han demostrado ser suplentes sólidos, sin embargo, uno de los dos tendrá que irse al final del verano para quedarse con cinco linieros interiores.

En los extremos también son los jóvenes los que estarán compitiendo primero entre ellos para después intentar robarle tiempo a los dos titulares establecidos, Chandler Jones y Rob Ninkovich. Estos dos se han combinado para formar una sólida pareja en los últimos años pero la diferencia que hay entre su habilidad para detener el juego por tierra y presionar el QB, seguramente hará que salgan del juego en situaciones obvias de pase, entrando también a una rotación. Jabaal Sheard, firmado en la agencia libre, es una gran opción para tomar esos minutos desde la semana uno, pues su rol en la NFL siempre ha sido como especialista presionando al mariscal de campo. El segundo pass rusher será definido en el campo de entrenamiento, cuando compitan Geneo Grissom, Trey Flowers y Xzavier Dickson, tomados en la tercera, cuarta y séptima ronda del Draft 2015 respectivamente. Los tres tienen el talento y potencial, será cuestión de quién se adapta primero a la velocidad y fuerza de la NFL, así como el sistema en New England.

Con la llegada de estos novatos, el tiempo de Jake Bequette y Zach Moore en New England podría estar contado.

Detrás de la línea, hay 13 LB hambrientos de pasar entre los bloqueos y llegar al portador del balón lo más rápido posible.

La ausencia de Jerod Mayo terminó trayendo más beneficios que perjuicios en 2014, ya que Donta Hightower y Jamie Collins dieron el siguiente paso en su desarrollo al no contar con el capitán y líder de la defensiva a su costado. Ahora que Mayo está de regreso, este trío es sin duda uno de los mejores en toda la NFL. Detrás de ellos es donde inicia la intriga.

Brandon Spikes y Dane Fletcher regresaron a New England a competir por el puesto de apoyador suplente. Spikes está limitado al juego por tierra, siendo un LB destacado en esta categoría, mientras Fletcher te brinda habilidad en equipos especiales, así como un suplente más completo. Darius Fleming y Chris White competirán por el que podría ser el sexto y último lugar en el roster para esta posición, sin embargo, Dekoda Watson, Jonathan Freeny, Eric Martin, Rufus Johnson, James Morris y Matthew Wells no se querrán quedar atrás en una competencia muy cerrada y la que probablemente es, la más interesante del verano.

La secundaria ha sido el tema de moda y lo seguirá siendo durante los próximos tres meses.

Después de formar la mejor secundaria que han tenido los Patriots en la última década, la gerencia falló en mantenerla unida dos temporadas al hilo, por lo que 2015 será iniciar de cero de nueva cuenta, por lo menos con los esquineros.

chris-jones-sealver-siliga-nfl-buffalo-bills-new-england-patriots1-850x560

La confianza que tiene el staff de entrenadores en Malcolm Butler debe ser enorme, esa podría la única razón por la cuál se han visto tan cómodos moviendo piezas en la secundaria sin un CB#1 definido. Butler demostró en la pretemporada del 2014 que tiene con que jugar los cuatro cuartos de un partido y hacerlo a un nivel muy bueno, una actuación igual en 2015 lo posicionaría como el esquinero principal del equipo. En el otro extremo, Bradley Fletcher parece ser el hombre llamado a iniciar los entrenamientos como titular a pesar de una temporada vergonzosa con Philadephia. Fletcher mostró potencial en 2013 pero los errores cometidos en 2014 le costaron a los Eagles varios partidos.

Después de perder a Kyle Arrington, Logan Ryan debe apoderarse del slot por su rapidez y agilidad. En su segundo año en la liga recibió pocas oportunidades y en ellas no mostró mucha técnica para ir con el talento que tiene, por lo que debe dar un salto grande ahora que se necesita de él tanto. Justin Green, Robert McClain, Darryl Roberts, Dax Swanson, Brandon King y Eric Patterson estarán peleando hasta la última semana por el puesto restante en la posición.

La posición de safety ha sido una de las más interesantes en los últimos años en Foxboro. Si bien New England tiene a uno de los mejores de la liga en Devin McCourty y un muy sólido strong safety en Patrick Chung, los Patriots continúan acumulando talento. En los últimos tres Drafts han tomado un total de cuatro safeties, incluyendo a Jordan Richars, seleccionado en la segunda ronda del último sorteo colegial. El novato peleará con Nate Ebner por tiempo en equipos especiales, mientras Tavon Wilson y Duron Harmon aspiran a pisar el campo con la defensiva en descansos de los titulares. Un grupo muy talentoso con habilidades muy diferentes cada uno de los jugadores.

Mientras la mayor parte de las competencias se presentan hasta julio, cuando se empieza a sentir el calor de los cortes del roster para llegar a 53 jugadores, en Foxboro la intensidad se vive desde mayo, pues cualquier momento puede ser la diferencia entre quedarse en el equipo o arrancar la temporada de la NFL en la calle.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply