La historia de Malcolm Butler

Después de siete rondas en el Draft de la NFL, el nombre de Malcolm Butler no fue llamado en un total de 256 selecciones entre los 32 equipos de la NFL, sin embargo, el sueño del esquinero procedente de la Universidad de West Alabama estaba lejos de terminar.

Después de trabajar por un tiempo en Popeye´s, restaurante de comida rápida, Butler recibió el llamado de los Patriots el 19 de mayo del 2014, donde empezaría una nueva etapa de su vida.

Malcom Butlet

Tom Brady notó el talento del chico de 24 años de edad desde los primeros días, pues en los OTAs (primeros entrenamientos de la temporada), los jugadores no usan números en sus jerseys todavía, sin embargo, había un esquinero, que medía 1.80 y pesaba 86 kilogramos que demostraba día a día su rapidez, inteligencia, velocidad, instintos y muy buenas manos. Pocos sabían quien era aquel CB que hacía tantas jugadas, ya que se comprobó que no se trataba de Darrelle Revis, la gran adquisición del equipo en el offseason, y pronto sabrían que era otro esquinero de apellido Butler.

Esto continuó durante el campamento de entrenamientos y pretemporada, donde Butler finalmente se hizo un nombre después de excelentes cuatro semanas en donde jugó con los titulares y suplentes y brilló en ambas escuadras. De ser el último CB en el equipo, el novato agente libre había asegurado su lugar en tan solo seis semanas.

A pesar del éxito en mayo, julio y agosto, el rol de Butler estuvo limitado de septiembre a diciembre, apareciendo en once partidos detrás de Revis, Brandon Browner, Logan Ryan y Kyle Arrington, jugadores más experimentados en la National Football League.

El brinco a la fama de Butler sería en el Super Bowl XLIX, incluso sin ser titular en el encuentro. El jugador oriundo de Vicksburg, Mississippi recibiría su oportunidad en la segunda mitad del partido después de errores por parte de Ryan y Arrington; minutos más tarde, él mismo haría que Bill Belichick se sintiera orgulloso de realizar un cambio tan importante.

La primera jugada grande Butler fue en el último cuarto, cuando logró tropezar a Ricardo Lockette en una ruta por el centro en la que ya había sido vencido cuando perdió el balance. Los referees se perdieron este leve manotazo a los pies del receptor que evitó que Seattle convirtiera en tercera oportunidad y le regresó el balón a Brady y compañía para adelantarse en el marcador.

En la segunda jugada de la última serie ofensiva para Seahawks, Butler hizo una jugada perfecta hacia el balón, al adelantarse a un Jermaine Kearse que estaba a 25 yardas de la línea de golpeo, para evitar el pase completo. Su tercer impacto vendría un par de jugadas después, cuando logró desviar el ovoide una vez más intentado hacia Kearse; desafortunadamente, el balón terminó en las manos del receptor, quien tenía el camino abierto hasta la zona de anotación, antes de que Butler se recuperara y lo empujará hacia afuera del terreno.

Finalmente, en una de las jugadas más importantes en la historia de la franquicia, Butler logró interceptar el pase de Russell Wilson con 20 segundos por jugar, sellando una victoria dramática. ¿Coincidencia, buena suerte, chispazo? No lo creo.

Super Bowl XLIX Seattle Seahawks against the New England Patriots

Jimmy Garoppolo reveló después del encuentro que New England corrió esa jugada varias veces en los entrenamientos en una simulación de la ofensiva de Seattle y en una de esas, Butler fue superado para la anotación, por lo que el CB ya sabía que jugada venía.

La intención de Seattle fue mandar a Kearse a bloquear a Browner en la jugada para que este le estorbara a Butler y no pudiera llegar al balón, sin embargo, el novato retrocedió dos pasos desde un inicio para evitar el tráfico en un posible cruce de receptores. Este reconocimiento previo a la jugada le valió la intercepción, pues los instintos de Butler lo llevaron a atacar la zona antes de que Wilson iniciara su mecánica de pase.

Butler

(Butler ya está rompiendo hacia el balón en este momento. Wilson acaba de recibir el centro)

Inteligencia, habilidad y confianza tuvieron papeles sumamente importantes en la jugada que selló la victoria de New England, tres aspectos difíciles de encontrar en un novato agente libre.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply