La defensiva terrestre, una de las mejores en la liga

En la primera mitad de la temporada, la mayor debilidad de los New England Patriots era la defensiva terrestre, permitiendo cerca de 120 yardas por partido en las primeras ocho semanas.

Vince Wilfork estaba muy fuera de forma, Chris Jones y Joe Vellano fueron puestos en el centro de la línea y el rival no tenía problema para moverlos y crear espacios, Jamie Collins jugaba sus primeros partidos como titular en la NFL, entre otros factores fueron claves para que los Patriots tuvieran una de las peores defensivas en toda la liga.

NFL: New York Jets at New England Patriots

Para la segunda mitad, de la semana 9 a la 14, New England solo permite 54 yardas terrestres por partido, solo detrás de los Detroit Lions en el mismo lapso de tiempo.

¿Qué pasó de un domingo a otro que forzó un cambio tan importante? Parece que fue de la noche a la mañana, sin embargo, varios factores entraron en juego para que la unidad mejorara bastante.

Los Patriots cambiaron de un esquema 3-4 a 4-3, moviendo a un Wilfork en mejor forma al centro de la línea mientras Jones juega en su posición natural que favorece su tamaño y estilo. Sealver Siliga finalmente se recuperó de una lesión en la mano que lo obligó a jugar con una protección especial al inicio de la temporada que limitaba mucho su movimiento, mientras los Patriots lograron dos adquisiciones que han sido parte importante de la defensa: Alan Branch y Akeem Ayers.

Branch encontró un lugar en la rotación interior de la línea, principalmente en las primeras oportunidades, siendo clave en el éxito reciente parando corredores, mientras Ayers también ha contribuido de gran manera por su versatilidad.

El grupo de LB es probablemente el que más ha evolucionado a favor de esta mejora. Donta Hightower pasó de ser un LB que aporta bastante en todos los aspectos del partido, a uno de los mejores en toda la NFL por su liderazgo, versatilidad, entrega, instintos, tackleo efectivo e inteligencia en el campo. Collins también se fue desarrollando hasta llegar a ser un LB joven con muchísima habilidad atlética, buenos instintos y versatilidad, siendo una gran pareja para Hightower.

En la semana 1, Knowshon Moreno y Lamarr Miller se combinaron para 193 yardas por tierra. Doce partidos después, la historia debe ser diferente cuando se trate de correr el balón.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply