Perseverancia de Jonas Gray y un gran esfuerzo defensivo consiguen la victoria

En 2011, su último año en Notre Dame, Jonas Gray se desgarró el ligamento anterior cruzado de la rodilla, por lo que pasó todo 2012 en la lista de PUP con los Miami Dolphins, después 2013 en la escuadra de prácticas de los Baltimore Ravens para después pasar a los New England Patriots en enero del 2014. A pesar de la buena pretemporada, Gray fue cortado por los Patriots y después firmado en la escuadra de prácticas, donde entrenó todos los días hasta recibir su oportunidad finalmente.

Esto se llama perseverancia y fue la gran clave de la victoria de este domingo en Indianapolis.

– El trabajo de la línea ofensiva el domingo por la noche fue espectacular. Ryan Wendell llegó al quinteto titular a no solo brindar experiencia, pero también un estilo agresivo, físico que contagió al resto de los linieros, mientras que Bryan Stork a su manera también ha atacado defensivos para moverlos de su lugar constantemente. Este factor lo aprovechó Gray, el único corredor físico y de poder en el roster, por lo que su valor aumentó considerablemente. Gray acarreó el balón 38 veces vs Colts y no tuvo un solo intento en el que perdió yardas, lo que te habla de su habilidad para encontrar el espacio, romper las primeras tackleadas, y caer hacia adelante, un factor muy importante entrando a diciembre y enero, donde es más importante correr el balón.

459100288-6788

– Cuando está sano, Rob Gronkowski está en otro mundo al resto de sus compañeros de posición e incluso de la liga. Hemos hablado una y otra vez aquí de la gran pesadilla que es cubrirlo por el físico y talento que tiene y en contra de los Colts fue un ejemplo perfecto. Ya sea bloqueando, abarcando dos o tres defensivos o anotando como en la última ofensiva, Gronk siempre está impactando el partido. De una u otra manera.

– Cada línea de la defensiva jugó un partido espectacular. Cada una contribuyó de alguna manera y hay que reconocerlo.

La defensiva secundaria tuvo un partido casi perfecto. Kyle Arrington recibió la difícil tarea de cubrir a TY Hilton, aprovechando la experiencia del CB jugando afuera de los números y en el slot. Parte del partido, Arrington la jugó con ayuda por encima de Pat Chung o Duron Harmon, sin embargo, por momentos fue dejado uno a uno con uno de los mejores receptores en toda la liga y cumplió, borrando a Hilton por cuatro cuartos. Reggie Wayne también fue eliminado por Darrelle Revis, quien solo tuvo un error de comunicación con Devin McCourty mientras jugaban zona en el primer cuarto, pero de ahí en adelante, cubrió personalmente a Wayne y tuvo el 50% de la intercepción que desvió a las manos de DMac. El único eslabón débil de la secundaria fue Brandon Browner, quien tuvo problemas cubriendo a Coby Fleener, un TE atlético que por momentos lució más fuerte que él mientras Browner se enfocó demasiado en el contacto durante la ruta en lugar de simplemente cubrirlo.

El nivel en el que están jugando Donta Hightower y Jamie Collins es increíble, tanto por tierra así como en cobertura. A nivel de comunicación y liderazgo, ambos han cumplido después de la salida de Jerod Mayo. En el nivel en el campo, elevaron su nivel notablemente y promete demasiado tener piezas tan importantes y jóvenes en el corazón de una defensiva.

Alan Branch llegó para quedarse en una rotación que luce fuerte y que no ha llegado a su máximo potencial. La lesión de Chandler Jones ha sacado lo mejor de muchos defensivos y los ha obligado a adaptarse, a tener nuevos retos. Vince Wilfork parece haber retomado la forma del pasado y está impactando los partidos una vez más desde su posición en el centro, mientras Chris Jones se ha convertido en un titular decente a su lado. Branch está jugando muy bien en su tiempo limitado y poco a poco debe tener más jugadas en el campo, mientras Dominique Easley sigue aprendiendo y desarrollando su talento en la NFL. Aparte, se espera que en los siguientes días regrese Sealver Siliga a la rotación de la lista de IR, sumando otro cuerpo importante en el centro de la línea defensiva.

El gran problema de la defensiva por el momento, es la presión al QB por los extremos. Rob Ninkovich está jugando como el año pasado, muy bueno por tierra pero nulo presionando al QB, mientras Akeem Ayers y Zach Moore tienen un par de jugadas buenas por partido pero no están constantemente ejerciendo presión.

El domingo, los New England Patriots tuvieron una actuación redonda. Una actuación que los pone como líderes solitarios en la Conferencia Americana, un juego por encima de los Denver Broncos que se pueden traducir a dos tomando en cuenta que ya tienen el desempate con ellos a su favor. Se viene una parte muy difícil del calendario pero se llega de la mejor manera posible.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply