Tom Brady y Andrew Luck se vuelven a encontrar

La primera décad del siglo XXI en la NFL representó una de las mejores etapas en la historia de la liga, la cual fue acompañada por momentos históricos pero sobre todo, el nacimiento de una rivalidad que quedará por siempre en los libros de historia.

Patriots y Colts jugaban año tras año el partido de la temporada con Tom Brady y Peyton Manning como protagonistas. Unos años más tarde, esta rivalidad continúa brindando duelos muy interesantes con algunas diferencias en ambos equipos; la más grande es ver a Andrew Luck en los controles de Indianapolis en lugar de Manning, sin embargo, el odio deportivo entre estas dos franquicias continúa al rojo vivo.

Luck se ha enfrentado a los Patriots dos veces en su carrera. En la temporada regular de su año de novato y los playoffs de la temporada 2013, siendo ambos resultados muy similares.

Indianapolis Colts v New England Patriots

Si bien el talento en la ofensiva de Indianapolis es muy diferente comparado al de temporadas pasadas, no se puede ignorar el hecho que Luck ha lanzado 7 intercepciones en dos partidos en contra de Bill Belichick y Matt Patricia, quienes han encontrado la manera de confundir al joven mariscal de los Colts para cometer muchos errores en los partidos, lo que abultaron los marcadores en ambas ocasiones, anotando 59 y 43 puntos los Patrios respectivamente.

En aquellas ocasiones, después de TY Hilton en el grupo de receptores estaba Griff Whalen, Donnie Avery, Lavon Brazil, entre otros nombres poco relevantes y sin tanto talento como Reggie Wayne, Donte Moncrief, Hakeem Nicks, más el trabajo que hacen Dwyane Allen y Coby Fleener en la posición de ala cerrada.

Así como lo hizo la ofensiva de los Colts, la defensiva de los Patriots también añadió talento muy importante durante el offseason que complicarán los avances de la que es en el papel, la mejor ofensiva en la NFL este año.

Darrelle Revis tendrá un duelo muy interesante con TY Hilton, quien puede complicar la noche del esquinero con su agilidad lateral y movimientos en espacio corto de terreno, así como su posicionamiento en el campo, pues Hilton juega mayoritariamente por afuera de los números, pero también trabaja el slot constantemente, situación poco favorable para Revis. Por el otro lado, será el físico de Hakeem Nicks y experiencia de Reggie Wayne en contra de Brandon Browner, ya que estos dos receptores tienen una rotación para alinearse en el otro extremo del campo.

Fuera de Vontae Davis, la secundaria de Indianapolis ha sido un desastre este año, siendo la #27 en la liga en 2014. A diferencia de sus compañeros, Davis ha sido uno de los mejores esquineros esta temporada, por lo que podemos esperar que borre a Julian Edelman por momentos del partido; sin embargo, los otros duelos no son tan favorables para Indianapolis como el Davis-Edelman. Greg Toler ha tenido problemas este año y ahora tiene el reto de cubrir a Brandon LaFell, quien está jugando el mejor football de su carrera actualmente y principalmente, Rob Gronkowski, quien es una pesadilla para cualquier defensiva de rival al ser muy veloz para los LB y muy físico para los S, por lo que Indianapolis tendrá que dedicar dos hombres, e incluso tres, si quieren estar cerca de parar a Gronk.

Un aspecto a tomar en cuenta es el terreno donde se llevará a cabo este encuentro. En los dos partidos pasados de Luck en contra de los Patriots, Gillette Stadium fue la sede, sin embargo, esta vez será el turno de Lucas Oil Stadium de recibir el encuentro de domingo por la noche, lugar donde los Colts tienen marca de 8-2 en sus últimos diez encuentros..

Otra estadística a tomar muy en cuenta: Desde 2012, Tom Brady está 0-7 cuando enfrenta a rivales con récord ganador como visitante. Los Colts tienen marca de 6-3.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply