Una carta al futuro

baby
Mi padre dice que un amigo es aquel que se emociona con tan solo escucharte, por eso es que sé que tú eres mi amigo, es más, ya eres mi mejor amigo y eso que aún no me conoces bien. Tengo que hablarte de mí, de mis gustos, de mis vicios, mis aventuras, espero que no cambies de parecer mientras vas descubriendo como soy.
Aunque te confieso que me gustaría, no estoy obsesionado en que pienses o actúes como yo, al contrario, quiero que seas independiente, obvio que me encantaría que fueras Rayado como yo, pero hablando con tu abuelo me dejo claro que lo tuyo, lo tuyo seguro son los Tigres; también quisiera invitarte en unos años de pesca o de cacería, pero que crees? Tu mamá supo de mis intenciones y no le agradó mucho la idea, o que tal si te llevo al beisbol? Solo no me vayas a salir con que solo te gustan los playoffs y que es muy lento, en fin, créeme que nada de eso me importará, nada, porque hay algo que nadie me va a quitar y eso es el orgullo de hacerte aficionado del futbol americano.

No creas que me voy a conformar con eso, tengo que lograr que seas fan de los New England Patriots, tengo que hablarte de lo que me ha tocado ver, de Tippett, de Fryar, la leatad de Armstrong, del brazo de Bledsoe, del compromiso de Willie, de la traición de Curtis Martin, solo a él se le ocurre ir a parar a los Jets, de la defensa de los 90’s, Slade, Clay, Milloy, Law, de las lesiones de Terry Glenn, de la promesa que era el “Gato” Katzenmoyer, lástima que su cuello no dio para más, de los señores Kraft, (Dios los bendice porque gracias a ellos somos una franquicia ganadora), de Bill Parcells que comenzó el sueño, de Desmond Howard y Brett Favre que lo frustraron, del fracaso del coach Carroll, de Moe Lewis, pobre vato, es el único Jet que odian en Nueva York, porque? Pues porque gracias a él debutó Tom Brady, el mejor jugador que ha vestido este jersey, de Bill Belichick “el monje”, de la dinastía, de Weiss y Crennel, de Rodney, de Seymour, de Teddy, de Big Vince, de Moss, de Branch, de Gronk, de Vinatieri y Welker, de ellos dos solo te puedo decir que son como si tú tienes una supermodelo de novia y la dejas por una chamaca no tan agraciada. En fin, no acabaría, me faltan muchos jugadores de los cuales te podría hablar para convencerte que ser un Patriot es tu destino, pero sobre la marcha te iré poniendo al tanto, seguro que con el tiempo tú me vas a pedir que te hable de ellos.

Tú ya odias a los Manning, a uno por malo y al otro por suertudo, no te gustan los números, te gustan los anillos, aprenderás que Michigan apesta, es cierto, de ahí salió Brady, pero también Desmond Howard. Eres fan de la gloriosa Universidad de Nebraska, te soñé entonar Nebraska’s song. Iras a misa los domingos a medio día, sin falta, a excepción de septiembre a febrero, esos meses te jodes, te levantas temprano para ir a misa de 8, que el futbol americano comienza a las 12, escucharas música country y combínala con futbol, alitas y cerveza, bueno, con papillas y leche seguro suena bien también. Te prometo que a la primera oportunidad te llevaré al Memorial de Lincoln y al Gillette de Foxboro, los dos impresionan, y si hablamos de Brady y de Nebraska, te cuento que te ibas a llamar Thomas, por Brady y Osborne, pura cuerda pa’ trompo de madera, pero tu mamá se negó, te llamaremos Carlos, como la mera trompa del tren y PATricio, por mi gran afición, los Patriots y uno de mis grandes ídolos Thomas Edward Patrick Brady.

Ya quiero verte, comprobar que estoy en lo correcto y que sonreirás al escucharme como imagino que lo haces al moverte como loco dentro de tu mami mientras hablo y hablo. Hijo mío, espero con ansia el día que llegues, abrazarte, protegerte, educarte, amarte y ya como necedad, si Diosito quiere, disfrutar nuestro primer partido juntos, será contra los Denver Broncos, es en casa y está prohibidísimo perder, tu uniforme ya está listo, yo también y no traes instructivo güerco canijo, solo sé que ese día te pasare la estafeta, la de los Pats mientras que yo, yo ya soy tu fan.

Carlos Villarreal.

Leave a Reply