Dobson, Thompkins podrían ser la respuesta en zona roja

El ataque de los Patriots ha tenido muchos problemas en la zona roja esta temporada. Iniciando con la inconsistencia de Stevan Ridley y por último la lesión de Rob Gronkowski, sin embargo, dos WR novatos podrían solucionar parte del problema una vez sanos.

Lesiones en el pie y en la cadera no le han permitido a Aaron Dobson y Kenbrell Thompkins jugar en las últimas semanas, sin embargo, las posibilidades para que este domingo regresen en contra de los Ravens son muy buenas, excelentes noticias para la ofensiva.

Image

La semana pasada en Miami quedó demostrado que es imposible ganar en la zona roja con slot WR, molde de Julian Edelman, Danny Amendola, Josh Boyce y hasta Austin Collie. Este tipo de receptores son efectivos cuando hay una cantidad importante de terreno enfrente, así aprovechan su rapidez para realizar cortes y desmarcarse, pero cuando la defensiva tiene que cubrir menos espacio y las ventanas son más pequeñas, es importante tener un WR que pueda vencer a dos o tres defensivos por su tamaño y hacer la recepción de TD.

Dobson mide 1.91 metros de altura y Thompkins 1.85, por lo que ambos tienen el potencial para ser armas importantes en la zona roja, sin embargo, en las primeras seis semanas de la temporada que no se contaba con Gronkowski, ninguno de los dos WR se consolidó como una gran opción, por lo que por el momento, es mera esperanza en el potencial que tienen para solucionar los problemas pero no hay nada asegurado.

Ambos receptores se han distinguido en las últimas semanas por tener la habilidad para hacer recepciones difíciles por su atletismo y forma en la que utilizan su cuerpo, así que si se mantienen sano y siguen encontrando la forma de ganar en espacios cortos, los Patriots podrían solucionar sus principales problemas ofensivas.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en @chuysanchez_)

Leave a Reply