¿Subestimado o sobrevalorado?

Un equipo está formado por 53 jugadores, unos reciben más atención que el resto, mientras que otros no son tan reconocidos como deberían serlo.

En una liga tan competitiva, son las individualidades las que hacen la diferencia al final de un partido y los Patriots puede presumir de tener más de una, sin embargo, no todos los jugadores merecen la fama que los medios le dan en ocasiones y aquí estamos para desmentir a aquellos que no están ‘inflados’ o sobrevalorados y también hablaremos de los jugadores que están subestimados o necesitan más reflectores en ellos.

SOBREVALORADO

  • Jake Ballard, TE – Ballard ha jugado en 15 partidos en toda su carrera y ya lo están posicionando como el gran suplente de Rob Gronkowski mientras se recupera de sus lesiones en el antebrazo y espalda. Físicamente, Ballard no es el mejor atleta y su agilidad y velocidad dejan mucho a desear, incluso antes de sufrir dos lesiones fuertes en dos años en la rodilla. Es difícil regresar a la forma original después de dos cirugías mayores.
  • LeGarrette Blount, RB – Muchos olvidan que Blount fue traído en New England por la simple razón de que tiene más futuro que Jeff Demps en la liga, alguien que posiblemente nunca juegue en un solo partido de NFL. Blount tiene problemas de personalidad y a pesar de tener un físico increíble, no es un corredor para corto yardaje como uno se imaginaría. Tiene mucha competencia en Ridley, Vereen, Bolden y Washington. Posiblemente no se quede al final de cuentas.
  • Robert Ninkovich, DE – Lo que tiene a Ninkovich en los corazones de los aficionados es que aparece en los momentos importantes, sin embargo, cuando hablamos de consistencia, es uno de los peores defensivos. En 48 partidos con los Patriots, tiene solo 18.5 capturas de QB y suele desaparecer por partidos completos, ya sea presionando al QB o parando el juego por tierra. La defensiva 4-3 no le favorece aparte.
  • Aqib Talib, CB – La temporada pasada, la defensiva tuvo dos etapas: Antes y después de Talib y si esto es verdad, no fue por como jugó el CB adquirido por un cambio con los Buccaneers. La clave en la llegada de Talib fue que Kyle Arrington pasó a jugar slot, donde se siente más cómodo, y Devin McCourty a FS, donde ha jugado mejor desde su temporada de novato. Talib permitió un primero y diez o TD en 8.75% de las recepciones en 2012, segundo peor para un CB titular en la NFL. En la agencia libre, Talib terminó aceptando un contrato de un año y cerca de 5 millones de dólares de los Patriots, lo que habla del poco interés que había del resto de la liga por sus servicios.

SUBESTIMADO

  • Brandon Bolden, RB – Gracias a la impresionante temporada de Ridley, Vereen y Bolden vieron acción limitada en el juego terrestre, sin embargo, no hay duda del talento. Bolden aprovechó su oportunidad en la primera mitad de la temporada, sin embargo, después de su suspensión, los acarreos fueron desapareciendo para él. Aún así, terminó con un promedio de 4.9 yardas por acarreo y demostró el potencial para estar en el campo para cerrar partidos principalmente.
  • Michael Hoomanawanui, TE – La clave con ‘Hooman’ es su versatilidad. Tiene el cuerpo de un FB pero se mueve lo suficientemente bien para ser utilizado de diferentes maneras. En su carrera promedia más de 13 yardas por recepción y ahora que Hernandez no estará en el equipo, él puede ser su suplente natural. No por nada los Patriots lo firmaron tres días después de ser cortado por los Rams el año pasado. Ven mucho potencial en él.
  • Dont’a Hightower, LB – A diferencia de Mayo y Spikes, Hightower tiene el atletismo para estar en el campo en las tres oportunidades, ya que puede presionar al QB y también cubrir el pase. En 2012, fue el tercer OLB en una defensiva 4-3 más efectivo presionando al QB, por lo que esperen un 2013 importante para él buscando la cabeza del mariscal de campo. En tan solo su primer temporada en el equipo, ya es uno de los mejores OLB en la liga.
  • Kyle Arrington, CB – Arrington tuvo un inicio de temporada bastante difícil y la mayoría se quedó con esa idea, sin embargo, cuando fue cambiado a tercer CB y pudo jugar en el interior de la defensiva, su efectividad fue increíble. Arrington tiene mucha experiencia en todas las posiciones y por eso firmó un contrato de 16 millones de dólares en cuanto inició la agencia libre. Pronto borrará esa mala imagen que tiene la mayoría de él.

A pesar de los problemas que se han tenido hasta el momento, la temporada 2013 no será un fracaso como más de uno lo imagina, sin embargo, estará en las manos de los jugadores mantener el nombre de la organización en lo más alto de la NFL, como nos tienen acostumbrados en la última década.

Por Jesús Sánchez (Sígueme en twitter en: @chuysanchez_)

Un comentario sobre “¿Subestimado o sobrevalorado?

  1. excelente análisis la verdad si tenía un poco mis dudas con arrington pero estoy seguro que esa etiqueta se le quitara sin embargo es ahora en cuanto mas debemos apoyar a nuestro equipo gane o pierda

Leave a Reply