Semana 10. New England Patriots 37-31 Buffalo Bills

Pensar en la última actuación ofensiva y defensiva de los Patriots (En contra de los Rams en Londres) esperanzaba a todos a tener un sólido partido en contra de los Buffalo Bills este Domingo, sobre todo saliendo de la semana de descanso, sin embargo, las cosas se complicaron de más y parece que el equipo retrocedió unos cuantos pasos al enfrentar a su rival divisional en Foxboro. 

Cronología:

La ofensiva entró en ritmo rápido en el encuentro, al poner 17 puntos en el marcador en menos de 20 minutos y un total de 24 al medio tiempo con un gol de campo de Gostkowski de 43 yardas, TD de Stevan Ridley desde la yarda 1, Danny Woodhead hizo lo mismo desde la 15 y Tom Brady conectó con Gronkowski con un pase de dos yardas. 

Por parte de los Bills, sus unidades vinieron por medio de la pierna de Rian Lindell con un rango de 42 yardas, un acarreo de 14 yardas de Fred Jackson y un pase de Fitzpatrick a Chandler cuando quedaban 31 segundos en el segundo cuarto. 

En la segunda mitad, Woodhead tuvo su primer partido con múltiples anotaciones, al recibir un pase corto de Brady que gracias a su habilidad llegó hasta la zona de TD. En la siguiente serie ofensiva, Fred Jackson volvió a poner el marcador cerrado con otra anotación. 

Con 50 segundos y abajo por 6, los Bills recibieron el balón con la oportunidad de llevarse la victoria a casa si anotaban, sin embargo, Fitzpatrick lanzó un pase directo a las manos de Devin McCourty que acabó con las esperanzas de los Bills y dejó a Patriots con récord de 6-3 después de una aguerrida victoria 37-31.

Puntos para analizar:

  • Presionando a Fitzpatrick: El primer cuarto fueron unos 15 minutos para la línea defensiva de los Patriots. Chandler consiguió un castigo, Wilfork un fumble que recuperó Cunningham, Ninkovich consiguió una captura en la siguiente serie y Francis presionó constantemente por los costados. El problema fue que ese mismo esfuerzo no se vio en los otros tres cuartos, por lo que es un problema que hay que seguir trabajando aunque da gusto que caras nuevas saquen la casta, como es el caso de Jermaine Cunningham, considerado una selección desperdiciada antes de esta temporada pero que en roles especiales ha respondido muy bien en 2012. 
  • Tackleo efectivo: La defensiva de los Patriots permitió 481 yardas en total el Domingo, 35 primeros y dieces, 7-11 en 3eras oportunidades, 187 yardas después de la recepción y 40 después del primer contacto por tierra. Si, el título de este punto es sarcasmo. New England tuvo su peor actuación en cuestiones de tackleo contra los Bills y estos la supieron aprovechar muy bien. 
  • El balón entre más cerca, mejor: Podemos hablar de muchas claves del partido pero el verdadero punto determinante fueron las entregas de balón. Los Bills registraron 3, mientras que los Patriots se fueron en blanco en la categoría. Devin McCourty estuvo involucrado en dos de ellas, ambas siendo en la zona de anotación propia, por lo que el valor es todavía mayor. La otra vino en la primera serie con una captura de Wilfork a Fitzpatrick. Stevan Ridley ha mejorado su seguridad con el balón y Brady se ha limitado a conectar pases seguros y deshacerse del ovoide cuando la ventana simplemente no está abierta. 
  • No lo suficiente: Como dijo Deion Branch después del partido: “No es un buen sentimiento”. Así describió la victoria, con un sabor agridulce. Claro, se aprecia que hayan ganado pero la forma deja algunas dudas que parecía se iban contestando. La franquicia ha ‘malcriado’ a aficionados y medios en los últimos años y victorias como estas ya no dejan satisfechos a todos. 
  • Inconsistencia pero se perdona: Welker dejó escapar dos balones claves, el primero iba a ser una anotación segura en el primer cuarto, sin embargo, en la última serie ofensiva fue clave para seguir moviendo el balón y al final registró 6 recepciones para 74 yardas, llegando su racha de juegos consecutivos con por lo menos una recepción a 103. 
  • La línea perdió poder: En los pasados 8 juegos, tener el balón adentro de la yarda 5 del rival era significado de TD al darle el balón a Stevan Ridley y dejar que la línea hiciera el resto. Contra los Bills, esto no fue el caso, pues tuvieron problemas para controlar la penetración en línea de gol, haciendo difícil que se anotara por distancias cortas. En cuanto a proteger a Brady se refiere, Solder y Vollmer anularon por completo a Mario Williams pero el interior de la línea no lució tan dominante. 
  • Altibajos contra Fitz: Fitzpatrick ha tenido dos partidos de más de 300 yardas en la temporada, ambos contra New England para sorpresa de nadie. En los últimos 4 partidos contra el pasador de la universidad de Harvard, ha registrado 1363 yardas y 10 TD, sin embargo, ha sido interceptado 6 veces, lo que ha marcado la diferencia en esos cuatro enfrentamientos, de los cuales se han ganado 3.
  • Variedad ofensiva: Hace unos años, los Patriots limitaban bastante su juego a dos o tres jugadores que les resolvía el encuentro. En 2012, las lesiones y la edad de algunos los ha obligado a tener varias armas que al final de cuentas ha resultado como algo positivo.

Datos interesantes:

Desde 2004, los Patriots tienen récord de 17-1 contra Bills

Se han ganado 12 partidos consecutivos en casa, incluyendo marca perfecta en Gillette Stadium contra Buffalo

Tom Brady ha ganado 20 de 22 partidos que ha tenido enfrente a los Bills en su carrera

Rob Gronkowski llegó a 35 TDs en su carrera

Este Lunes, Aqib Talib se integró al equipo y el Sábado podría ser activado para el encuentro contra los Colts. Veremos que tanto se puede poner al corriente con el sistema y cuanto contribuye en una secundaria urgida de ayuda. Uno de los problemas es que todavía no se encuentra la fórmula correcta para utilizar el talento que hay en el perímetro. Tienen de aquí a Enero, cuando hay que enfrentarse a QBs de calibres más altos que podrían darle un verdadero dolor de cabeza y principalmente, no regalan el partido al final. 

Por Jesús Sánchez

@chuysanchez_ 

Leave a Reply